Wednesday 25 march 3 25 /03 /Mar 06:56

Este es un muy buen artículo, donde se explican factores técnicos que nos permiten aumentar nuestros conocimientos y entender como viven nuestras abejas en nuestras colmenas de materas.

 

El objetivo de todos los sistemas reguladores de las abejas, es mantener una temperatura constante en el centro de su nido de cría de 35°C, con fluctuaciones de 1°C, de manera tal que la colmena continúe con el normal desarrollo de las crías durante todo el invierno sobreviviendo hasta una nueva temporada.

Esto no es una regla, ya que algunas razas de abejas (africanas) por haberse adaptado a climas tropicales, no presentan tales comportamientos, emigrando o remitiéndose solamente a regiones de altas temperaturas. Otro caso es el de las abejas de zonas donde las temperaturas invernales son muy bajas (muy por debajo de los 0° C) que mantienen la temperatura, pero interrumpen su ciclo reproductivo.

La abeja para mantener su organismo realiza ciertas transformaciones químicas como ser la digestión, el transporte de sustancias dentro de su cuerpo, reacciones por las que disipa energía en forma de calor. Cuando sumamos el calor desprendido por 50 ó 60.000 abejas, notamos como pueden elevar la temperatura.

 

Cuando la temperatura desciende de los 20°C el incremento calórico naturalmente producido por las abejas no alcanza para equiparar la temperatura necesaria por lo que la población comienza a producir mayores movimientos aumentando la disipación de calor, consumiendo mayor cantidad del alimento, el cual han almacenado durante la temporada estival.

A su vez comienzan a cerrar la entrada y las fisuras de la colmena con propóleos, de esta manera disminuye la pérdida de calor hacia el exterior.

Por otro lado al comenzar los fríos la oferta de néctar empieza a escasear, por lo que las abejas buscan fuentes alternativas tratando de franquear la entrada de las colmenas vecinas, para robar la miel; comportamiento denominado pillaje, que se puede presentar en forma violenta destruyendo las colmenas con menos población.

 

 

 Cuando la temperatura exterior es inferior a los 14°C, la hiperactividad de la abeja no es suficiente para mantener la temperatura interna en 35°C. Para lograr esto se agrupan en el centro formando una gran bola o bolo, en donde van rotando diferentes estratos de abejas de adentro hacia afuera, manteniendo estable la temperatura del centro del nido con un consumo mínimo de alimento. Esta formación es la que se conoce como bolo imvernal y es la gran adaptación que poseen para regular cambios climáticos. En zonas que presentan gran amplitud térmica, fluctúa en unos grados por debajo y por encima de la temperatura crítica (14°C), es donde es necesario mayor trabajo para lograr el mismo fin y por lo tanto consumen mayor cantidad de alimento.

Cuando la temperatura ambiental sumada al calor producido por las abejas sobrepasa la ideal, un grupo de nodrizas comienzan a batir las alas originando una corriente de aire que disminuye la temperatura interna efectuando una ventilación forzada. Si este proceso no fuera suficiente, parte de la población evacua la colmena, formando racimos delante de la piquera que se denominan comúnmente, barbas.

 

 

 

El apicultor ayuda a sus colmenas.

 

El hombre cuando se introdujo en la vida de las abejas mediante la utilización de las tradicionales colmenas que hoy en dia utilizamos tuvo que ayudarlas mediante una pieza hecha de madera que se coloca en la piquera disminuyendo el tamaño de la entrada (guardapiquera).

En el mercado podemos ver diferentes modelos de guardapiquera. Podemos encontrar en casas de venta de insumos guardapiqueras con una muesca en el centro y que invirtiéndolos, tienen un rebaje en cada extremo. Tambien algunos apicultores, colocan simplemente un pedazo de madera de longitud un poco menor que la piquera que son clavadas al alza.

 

La idea de dejar unas ranuras a los dos costados de la piquera es permitir mayor paso de aire y en caso de ser muy grandes pueden ser tapadas con propóleos si la abeja así lo considera.

Al sacar las abejas de su habita natural el apicultor tienen que disminuir el volumen de la colmena que armo en epoca melaria retirando las alzas superiores y concentrando a las abejas en menor espacio.

 

 

 

REGULACION DE LA HUMEDAD

Otro control que la colmena realiza es el de la humedad interior. Si se suma la humedad exterior a la que la abeja desprende cuando metaboliza el alimento (aproximadamente 1 litro de agua por kilogramo de miel consumida), dará altos valores de humedad ambiente y dentro de la colmena podrían prosperar hongos y bacterias, a la vez que se les dificultaría la deshidratación del néctar recolectado. Para evitar este problema, las abejas en sus colmenas naturales, construyen estas con la piquera en la parte superior de las mismas, por lo que los vapores de humedad tienden a salir con facilidad hacia el exterior de la colmena. Una manera de solucionar este inconveniente en las zonas de clima muy húmedo, es el uso de una entretapa que permitira el escape de la humedad al favorecer la corriente de aire.

 

Fte, Noticias apicolas, Luis Martinez

Por billibilli - Publicado en: Manejos - Comunidad: Apicultura
Escribir un comentario - Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

Presentación

Perfil

  • billibilli
  • La apicultura, el arte de criar abejas
  • Hombre
  • polen bee apiterapia abejas apicultura
  • Pasiòn por la apicultura y la apiterapia, de profesiòn Tec. Agrìcola . Espero que les guste este blog y podamos tener un intercambio de opiniones. blogbillibilli@gmail.com

Imágenes aleatorias

  • vaca-feb-2009-124.jpg
  • temporada-2009_2354.jpg
  • apiario2 3252
  • abejas-y-el-campo 3299
  • abejas-y-el-campo 3214

Categorías

Últimos Comentarios

Calendario

September 2014
M T W T F S S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados