La apicultura moderna está matando las abejas

Publicado en por billibilli

Es interesante el artículo que publica la página de NaturalNews en el que se señala que las abejas pueden desaparecer por las prácticas de manejo  de los cultivos y la manera de hacer apicultura. Cada cual puede sacar sus propias conclusiones, yo he dejado mis pobre conclusiones….

(NaturalNews) es inquietante y poco conocido el hecho que se detalla a continuación. Hoy en día los apicultores usan herbicidas, fungicidas e insecticidas en los alrededores de las colmenas. Ellos dicen que no tienen otra opción. Las abejas cada vez más sufren de enfermedades y parásitos, forzando a sus poseedores para luchar con poderosos productos químicos. Pero las prácticas de la apicultura moderna ponen estrés severo a las abejas, que puede causar esta débil resistencia a enfermedades y parásitos en el primer lugar. Estas prácticas incluyen la alimentación artificial, la apicultura migratoria (trashumancia), la inseminación artificial, y tratamientos químicos.

 

Alimentación Artificial

 

alimentador.jpgLos únicos alimentos naturales para las abejas provienen de los néctares y el polen que recogen. Estos alimentos contienen nutrientes vitales que optimizan la salud de estos pequeños insectos. Las abejas cuidadosamente varían sus propias dietas, volando más lejos para encontrar otras flores, si grandes cantidades de néctar han sido recopilados en un tipo de planta. Pero hoy en día los apicultores comúnmente alimentan a sus abejas con jarabes artificiales y alimento hecho a base de jarabe de maíz de alta fructosa (HFC). A diferencia de la gama de grasas, proteínas, vitaminas y minerales que se encuentran en el polen y el néctar, el HFC carece de una nutrición real.

Yo comparto la tesis por muchos apicultores que no se puede reemplazar la alimentación natural que hace la abeja por alimentos artificiales que debilitan su sistema imunologico. Ademas es conocido los daños que provoca el azúcar en humanos.

Peor aún, cerca del 85% de todo el maíz cultivado en los EE.UU. es genéticamente modificado. Déjenme recordarles lo que eso significa. Los cultivos son modificados genéticamente, en parte, para resistir insectos, sin embargo, los apicultores les dan ese mismo cultivo de alimentos a los insectos. No hay manera de determinar cómo van a reaccionar las abejas generación tras generación, al ser alimentadas con productos de maíz modificado genéticamente. Además, las abejas también recolectan polen y néctar de los cultivos modificados genéticamente, aumentando su exposición. No es difícil de imaginar que su salud puede verse comprometida.

 

Trashumancia

transhumancia.jpgLa mayoría de las operaciones de la apicultura a gran escala, no hacen su dinero de la producción de miel, sus beneficios se encuentra en los servicios de polinización. Los grandes monocultivos requieren un par de semanas de polinización en la temporada de crecimiento, sin embargo, los métodos de tierra quemada de la agroindustria no dejan otras plantas para que las abejas vivan durante el resto del año. Es por esto que comienza la apicultura migratoria. Camiones repletos de colmenas recorrer el país de un extremo a otro durante meses. Según la Federación Estadounidense de Apicultores casi dos tercios de los 2,4 millones de colonias en los EE.UU. son transportados con fines de polinización.


Durante el viaje es difícil para las abejas mantener la crucial temperatura de la colmena e imposible salir en busca de alimento. El estrés se cobra su peaje. Un reciente estudio de la Universidad de Massachusetts, comparó la prevalencia de los virus en las abejas migratorias con las abejas mantenidas localmente. Los investigadores informaron, "Las abejas migratorias fueron infectadas más consistentemente y tuvieron una prevalencia significativamente mayor de infecciones triples. Esto puede ser debido a que la exposición a agentes patógenos fue diferente para ambos casos, y al estado físico general de las colmenas relacionado con el estrés". En otras palabras, esta práctica es perjudicial para las abejas.

Imagínense, nuestras abejas estresadas por un viaje y mal alimentadas debilita su sistema inmunológico siendo presa fácil de las enfermedades.

La masiva desaparición de abejas llamado Desorden de Colapso de la Colonia que ha dejado perplejos a los investigadores es más frecuente en las abejas melíferas transportadas, no en las mantenidas localmente. Algunos apicultores migratorios han perdido hasta un 90 por ciento de sus colonias.

 

Inseminación artificial

insiminacion.jpgLa vida de una abeja reina suena como el material de leyenda.  Una reina virgen vuela libre fuera de la colmena y se aparean en el aire con los zánganos (machos).  Los estudios han encontrado que mientras más zánganos la inseminen, mejor será la salud posterior de la colmena. Después del vuelo de apareamiento de la reina, ésta regresa a la colmena, donde se pasa el resto de su vida en la oscuridad poniendo cientos de huevos al día. Ella puede vivir durante varios años, pero cuando su producción disminuye una nueva reina virgen surgirá para reemplazarla.


Los apicultores de hoy no suelen permitir que la colonia produzca una reina por su cuenta. En su lugar, cada año o dos aplastan a la reina e introducen una nueva que han comprado. La nueva reina a menudo ha sido enviada a través del país, llegando estresada y debilitadas. Más y más, estas nuevas reinas han sido inseminadas artificialmente (utilizando el esperma de zánganos decapitados) en un esfuerzo para construir algunos rasgos deseables. A veces se utiliza esperma congelado, los estudios han demostrado que se puede dañar por la congelación y descongelación.

insiminacion2.jpg

Lo que es poco entendido, más allá de la crueldad de la práctica en sí misma, es el déficit biológico inherente en el proceso. Las colonias que producen sus propias reinas responden a las condiciones locales, construyendo una resistencia natural y el beneficio de la reducción del estrés.


La supervivencia de una especie esta en la variedad y no mantener una raza pura ya que desarrollara una serie de enfermedades como cáncer. Un ejemplo claro de ello son las razas puras de perros que son propensas a desarrollar canceres. En cambio un kiltro (perro nacido en la calle) son mascotas muy sanas. Esto no es algo nuevo ya lo dijo G. Mendel el padre de la genética.

 

Tratamientos químicos


quimicos.jpgEn las últimas dos décadas, la población de abejas ha crecido considerablemente más débil. Las enfermedades y los parásitos son comunes. Un estudio francés realizado por la Universidad de Montpellier encontró una alta prevalencia de estas condiciones en prósperas colonias productoras. Los investigadores concluyeron que las infecciones múltiples no son una señal de peligro, pero estas infecciones abruman a las abejas cuando éstas están debilitadas por factores externos.

La mayoría de los apicultores las combaten con productos químicos. Manteniendo un despliegue de armas más grande para su uso en nuestros aliados pequeños, incluyendo la aprobación de los organofosforados prohibidos en otros países. Los herbicidas, fungicidas e insecticidas utilizados por los apicultores de hoy han sido probados en las abejas adultas. Pero,  el especialista en abejas Jamie Ellis de la Universidad de Florida, está llevando a cabo investigaciones para determinar cómo las larvas recién nacidas de abejas se ven afectadas por los residuos químicos en la cera, la miel y el polen. Él está prestando especial atención al efecto sinérgico de estos productos químicos. Resultados inusuales ya se han hecho notar con dos pesticidas de uso común.

Sin embargo, los apicultores orgánicos (y cualquier persona con un conocimiento básico de la biología) puede explicar por qué los plaguicidas son contraproducentes. Los compuestos trabajan por varios años antes de perder gradualmente la eficacia. Dosis más altas son necesarias para destruir las cada vez más resistentes plagas y enfermedades cada vez más fuertes mientras que las abejas no se hacen más resistentes. En los últimos treinta años, miles de apicultores han salido del negocio debido  a que estas enfermedades y plagas han acabado con las colonias de abejas.

Muchos casos documentados en España, Uruguay, USA, Japón, Francia, Inglaterra, etc., que hacen responsable directos a pesticidas que matan las abejas (ver artículos publicados en el blog)

Construir una resistencia natural, significa hacer hincapié en la nutrición, la inmunidad y la salud general de las abejas melíferas, mientras se reduce el estrés. Según Ross Conrad, autor de Apicultura Natural: Enfoques modernos de la apicultura orgánica, el manejo cuidadoso de la colmena y la cría selectiva puede mejorar la salud y la inmunidad de las abejas sin intervención química.

 

 

Fte.

http://www.naturalnews.com/028055_honeybees_colony_collapse_disorder.html

http://www.honighaeuschen.de/index.php?id=82&L=7&tx_ttnews[tt_news]=4875&cHash=3185417918

http://www.naturalnews.com/028054_honeybees_colony_collapse_disorder.html

Etiquetado en Manejos

Comentar este post