Cuáles son las abejas ideales para practicar la apiterapia para un tratamiento médico?

Publicado en por billibilli

guardianans.JPG

Esta pregunta me la formula un apicultor amigo y para responderla diré que depende de la maduración del veneno que está relacionado con la edad de las abejas y estado nutricional-alimenticio que permite un buen desarrollo del aparato productor e inyección del veneno.

El veneno de abejas es producido básicamente por una glándula acida, es depositado en un saco especial (almacenado), e inyectado en circunstancias especiales.

La glándula acida es larga y bifurcada,  su interior esta tapizada por células especiales que secretan el veneno (vesícula).  El tamaño y forma del órgano vesicular ( células secretoras de veneno) dependerá de la alimentación larval y post nacimiento. Esta corroborado que abejas que sufren deficiencia alimentaria sus órganos del veneno son atrofiados. Por lo tanto, para practicar buenas abejas se debe tener abejas sanas del punto de vista sanitario y alimenticio.

En las obrera, las células secretoras de veneno comienzan a funcionar inmediatamente que nacen de las celdas. En términos generales, se llena a los 15 días de vida aproximadamente.

En obreras, el contenido proteico del veneno es indetectable en la emergencia, pero se incrementa rápidamente a  los 2-3 días y se mantiene hasta el decimo día, cuando comienza de crecer.

El nivel de fosfolipasa es mínimo al nacer, pero se incrementa al decimo día y luego se mantiene contante durante toda la vida de la obrera.

guardianas2.JPG

La melitina, no se detecta en los 2-3 dias de vida de la obrera, pero si su precursor, la promelitina o melitinaF. La transformación de promelitina a melitina se incrementa al pasar de los días, hasta llega a un máximo de 40-50% del veneno seco a los 20 días.

La histamina llega a su máximo a los 35 días de vida.

El veneno de las reinas madura en todos los elementos más rápido que las obreras ya que ella debe defenderse de otras al momento de nacer.

guardianas3.JPG

En resumen el veneno de las obreras madura a los 15-20 días de nacer de la celda, tiempo suficiente para que esté lleno el saco.  En este periodo de vida de la obrera, el veneno está  completamente maduro en cuanto a la mayoría de los componentes como melitina, fosfolipasa y otros. Por consiguiente, no se debe sacar abejas del interior de la colmena para realizar un tratamiento, ya que muy difícil precisar la edad de la obrera. Por lo tanto, para realizar un tratamiento terapéutico exitoso  es recomendable tomar las abejas que realizan labores furas de la colmena como las guardianas o pecoreadoras ya que tienen más de 21 días de vida.

Fte.

Apunte de ACHIA-PUC, 2009.

Néstor Urtubey, apitoxina 2000.

 

Billibilli

 

 

Etiquetado en Apiterapia

Comentar este post